lunes, 6 de junio de 2011

San Rafael, patrón de los moteros

Entre las muchas cosas maravillosas que hemos descubierto este fin de semana por tierras del norte (prometo crónica y fotos), está el patrocinio del Arcángel San Rafael sobre todos los motoristas.
Incluso hemos aprendido una estupenda oración para invocar su intercesión. Por eso, a partir de ahora, al inicio de cada motorromería, el motorromero más veterano rezará esa oración a la que los que quieran se unirán respondiendo Amén.
La oración es la siguiente:

Oración del motorista
Arcángel San Rafael: tú fuiste dado por Dios a Tobías como compañero de camino, para que pudiese cumplir su misión, y regresase felizmente a su hogar. Acompáñame en las rutas de la vida, para que mantenga firmes mis manos y vigilante mi mirada; así no tendré ningún tropiezo o dificultad.
Que no dude en las trazadas, ni me arrastre el vértigo de la velocidad. Que sea en la carretera testigo de solidaridad en las necesidades y las dificultades, sabiendo ser respetuoso con todos; y si viajo por placer o necesidad, haz que vuelva sano a mi hogar.
Arcángel San Rafael, especial protector de los moteros, y siempre "Medicina de Dios": su Hijo querido recorrió los senderos de la vida proclamando la Buena Noticia; que el Padre me conceda, por tu intercesión, la gracia de ser testigo de Cristo resucitado colaborando en la construcción de su Reino. Amén.

3 comentarios:

Angelo dijo...

Nos alegramos de que hayáis encontrado a vuestro patrón. Ahora ya sabemos a quien encomendar vuestras romerias. Gracias.
Tote y Angel

ARCENDO dijo...

A San Rafael, le encomiendo yo también mis pasos peripatéticos y vuestros pasar motorizado.
Acabo de publicar esto:

http://arcendo.blogspot.com/2011/06/la-figura-del-padre.html

GRACIAS POR TODO.

Un gran abrazo on the road.

Anónimo dijo...

Esto está un tanto obsoleto